MEDIO HORARIO

Las empleadas privadas trabajarán medio horario durante la lactancia.

EL BENEFICIO SERÁ POR LOS SEIS MESES POSTERIORES AL REINTEGRO, SI
PROSPERA UN PROYECTO DE LEY REDACTADO POR EL MINISTERIO DE TRABAJO

El borrador, entregado al gabinete por Brenta, dice que el subsidio lo
deberá pagar el Estado. Los empleadores no tendrán que indemnizar por
despido a los suplentes

POR PAULA SCORZA DE LA REDACCIÓN DE EL OBSERVADOR
La brecha de desigualdad en materia de derechos laborales de los
trabajadores públicos con los privados se acortará si es aprobado un
proyecto de ley que en las próximas semanas enviará el Poder Ejecutivo
al Parlamento para entre otras cosas permitir a las madres cumplir solo
medio horario durante los seis meses posteriores al reintegro tras la
licencia maternal. La otra mitad del horario será subsidiada por el
Banco de Previsión Social (BPS).
El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, presentó el pasado lunes en el
Parlamento un anteproyecto de ley que fija los subsidios por maternidad,
lactancia y paternidad en la actividad privada, igualando así algunos
beneficios con los que ya cuentan los trabajadores del sector público.
El borrador que Brenta presentó a sus ministros, y al que accedió El
Observador, fue trasladado también por el vicepresidente Danilo Astori a
las bancadas de legisladores frenteamplistas para el estudio de los
diputados y los senadores de este proyecto oficial.
El borrador extiende también una semana más la licencia maternal. La
legislación vigente señala que las trabajadoras podrán tomarse seis
semanas antes del parto y seis semanas luego.
Ahora por tanto, se le agregará una semana más al período posterior al
nacimiento del hijo.
Los empleadores privados podrán contratar suplentes para la vacante
dejada durante esas 13 semanas de licencia maternal y los seis meses del
medio horario de la lactancia. Además "las empresas no estarán
obligadas a abonar indemnización por despido a quienes, habiendo
ingresado en sustitución de una trabajadora en goce de subsidio por
maternidad o subsidio para lactancia, cesaron con motivo del reintegro
total o parcial de esta", dice el artículo 19 de anteproyecto que el
Poder Ejecutivo enviará al Parlamento.

Subsidio por lactancia. Los derechos que esta ley otorgará serán para
trabajadoras tanto dependientes como para las no dependientes que
desarrollen actividades amparadas por el BPS y que no tengan más de un
trabajador subordinado, al igual que las titulares de empresas
monotributistas. También se amparará a las trabajadoras que, "habiendo
sido despedidas, queden grávidas durante el período de amparo al
subsidio por desempleo".
El principal beneficio nuevo que tendrán las mujeres será un subsidio
por lactancia. Desde el momento en que se apruebe la norma, podrán
acogerse a la posibilidad de trabajar la mitad del horario. Ese
beneficio correrá durante los seis meses posteriores al reintegro de la
licencia maternal.
Hoy en día, el único beneficio que tienen es una hora por día menos de
trabajo.
"La actividad laboral de las beneficiarias del subsidio para lactancia
no excederá la mitad del horario habitual ni podrá superar las cuatro
horas diarias".
La mitad del sueldo que no pague el empleador durante esos seis meses
será desembolsado por el BPS. Para pagarlo se tomará como base de
cálculo un promedio de los ingresos recibidos durante los últimos seis
meses de trabajo efectivo en caso de las trabajadoras dependientes. En
el caso de las trabajadoras no dependientes, la base de cálculo del
promedio serán los últimos 12 meses de trabajo efectivo.
Como condición para acceder al subsidio "las beneficiarias deberán
acreditar ante el Banco de Previsión Social hallarse en período de
lactancia, y lo propio deberán hacer para continuar percibiéndolo, en
las oportunidades que determine el citado organismo", dice el
anteproyecto.

Subsidio por maternidad. La ley que propone el Poder Ejecutivo implicará
también algunos cambios al actual régimen de licencia y subsidio
maternal.
La ley vigente señala que las embarazadas deberá "cesar todo trabajo
seis semanas antes de la fecha presunta del parto y no podrán
reiniciarlo hasta seis semanas después. La norma que se propone al
Parlamento implica aumentar una semana.
Además se le da flexibilidad. "Las beneficiarias autorizadas por el BPS
podrán variar los períodos de licencia anteriores, manteniendo el mínimo
previsto en el inciso siguiente. En ningún caso, el período de descanso
será inferior a trece semanas", agrega el proyecto.
También prevé la posibilidad de que el parto sea prematuro. En esa
circunstancia, "la beneficiaria iniciará el descanso de inmediato y el
período de descanso puerperal se verá prolongado hasta completar las
trece semanas previstas".
Cuando el parto es posterior a la fecha prevista "el descanso tomado
anteriormente será siempre prolongado hasta la fecha real del parto",
pero "la duración del descanso puerperal obligatorio (siete semanas) no
será reducida", agrega el anteproyecto oficial.
La iniciativa también agrega licencia maternal y el subsidio pertinente
para los casos de enfermedades que provengan como consecuencia del
embarazo o del parto. Si eso sucede "la beneficiaria tendrá derecho a
una prolongación del descanso prenatal o puerperal, respectivamente",
dice el proyecto. Los descansos suplementarios, en este caso, no podrán
exceder los seis meses.

Empresarios cubiertos

Retener.

El articulado del proyecto establece que el Banco de Previsión Social
(BPS) deberá retener un aporte personal de los trabajadores para hacer
frente a los subsidios previstos por este anteproyecto de ley. Para este
subsidio no habrá aportes patronales.


Pago.

Estos subsidios previstos estarán a cargo del Banco de Previsión Social.
"Los gastos que la aplicación de la misma generare al mencionado
organismo serán atendidos por Rentas Generales, si fuera necesario",
dice el ante proyecto.

Suplentes.
Los empleadores no deberán pagarles indemnización por despido a quienes
suplan a las madres y los padres cuando cesaren por el reintegro del
titular.


Los padres tendrán 10 días de licencia tras el parto

El proyecto de ley que el Poder Ejecutivo enviará los próximos días al
Parlamento también otorgará el beneficio del subsidio durante 10 días
por paternidad, para que los trabajadores que se transformen en padres
no tengan que trabajar durante ese tiempo. El descanso previsto será de
"un máximo de diez días continuos o discontinuos dentro de los seis
meses siguientes a la fecha de nacimiento del hijo del beneficiario".
Este beneficio se agrega, además, al ya previsto por una ley de 2008,
que brindaba tres días (incluido el del parto) por paternidad.
No podrán acceder al subsidio los trabajadores que sean deudores
alimentarios. | EL OBSERVADOR