Gobierno: plan para evitar la desvinculación del sistema educativo público

El Plan de Tránsito entre Ciclos Educativos en su primera fase atenderá a 7.500 alumnos de 125 instituciones, se trata de una propuesta de acompañamiento a los alumnos de sexto año escolar con mayores dificultades de aprendizaje, con la intención de sostener el desarrollo durante el primer año de educación media. El objetivo, abatir la repetición en el pasaje de 6º año escolar con el primero del ciclo básico de educación media. 

Este programa está diseñado en tres fases. En la primera etapa un equipo de dos maestros comunitarios, dos profesores comunitarios y asistentes sociales trabajará junto a los maestros en 25 localidades del país para identificar a los alumnos con mayores dificultades académicas.  

En la segunda etapa, realizada durante el verano, los estudiantes participarán en 25 espacios educativos, con 50 alumnos cada uno, con actividades sociodidácticas. La tercera etapa implica el seguimiento curricular de los alumnos.  

Esta es una de las ideas que desarrolló el maestro Julio Castro en su dilatada trayectoria como docente, quien en 1949 escribió: “los motivos del fracaso de los programas y planes de estudio tienen su raíz en considerar estas dos educaciones como separadas y, en realidad, el educando es lo único que cuenta, no son dos personas separadas sino una sola”. 

El programa es coordinado por el Ministerio de Educación y Cultura (MEC), el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP). 

El ministro Daniel Olesker identificó en este plan un componente esencial dentro de la Reforma Social que impulsa el Gobierno y subrayó sus tres características como elementos que siempre están presentes en las políticas sociales para garantizar su éxito: la trayectoria, la continuidad y la estabilidad. Para Olesker, es clave provocar el encantamiento con la educación para revincular a los alumnos con el centro de estudio. | SCI PRESIDENCIA