Empresas aceleran presentación de proyectos de inversión antes que requisitos sean más exigentes.

Los proyectos presentados para obtener los beneficios tributarios previstos en la ley de inversiones tuvieron un fuerte aumento en la primera mitad del año, debido en parte al efecto "adelantamiento" de iniciativas previo a que la normativa incorpore requisitos más exigentes.La "Industria manufacturera" es la rama de actividad que más empleos creará en los próximos cinco años, unos 3.000 (40% del total), seguida por "Comercio" (20%) y "Alojamiento y servicios de comida" (11%). Para los próximos cinco años, los puestos comprometidos a crearse son principalmente para las áreas de "oficiales y operarios de la metalurgia, construcción mecánica y afines" (18% del total), y en menor medida para "trabajadores no calificados de ventas y servicios" (11%), y después "peones", "oficinistas", "operadores de máquinas y montadores", y "vendedores", con 9% en cada caso. | LA DIARIAEl ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, destacó la generación de empleo asociada a estos proyectos, y adelantó que en materia laboral las modificaciones a la ley de inversiones apuntarán a elevar la ponderación de la calidad del empleo a generar, medida a través de los salarios. También se otorgará un puntaje mayor a las firmas con estabilidad en sus relaciones laborales y que incluyan capacitación continua de sus funcionarios.

En la primera mitad de 2011 fue presentado ante la Comisión de Aplicación de la Ley 16.906 de Promoción y Protección de Inversiones (Comap) un total de 498 proyectos correspondientes a 480 empresas, lo que implica un importante aumento respecto de lo registrado en los dos semestres anteriores. En los primeros seis meses de 2010 fueron 242 emprendimientos, mientras que en la segunda mitad de ese año, 341. 

Esos datos surgen del análisis realizado por el Observatorio del Mercado de Trabajo de la Dirección Nacional de Empleo sobre la creación de puestos de trabajo asociada a la Ley de Promoción de Inversiones, cuyos datos fueron presentados ayer por Brenta, el director de Empleo, Eduardo Pereyra y la economista del Observatorio, María José González.

El secretario de Estado destacó que el fuerte incremento registrado en el primer semestre del año se basó en una persistente tendencia de crecimiento en la cantidad de iniciativas que se presentan, aunque en esta oportunidad también "estaría incidido por un efecto de adelantamiento" de tiempos para los planes de negocios. 

Ello se explica porque las firmas buscan obtener los beneficios fiscales antes de que cambien los criterios para su otorgamiento, ya que -como adelantó el gobierno- los próximos requisitos para las exoneraciones tributarias serán más exigentes que los actuales. 

Al respecto, Brenta refirió a algunas modificaciones que se prevé incorporar a la norma, vinculadas al ámbito laboral, donde el "punto fundamental" consiste en reducir la ponderación de la "cantidad" de empleos para jerarquizar su "calidad". Detalló que para cuantificar la calidad se considerarán los montos de los salarios. Además, se dará un mayor puntaje a la hora de asignar beneficios tributarios a aquellas firmas que logren "estabilidad en sus relaciones laborales" y que promuevan "la formación continua y capacitación" de sus plantillas. Por su parte, Pereyra, destacó que la Ley de Promoción de Inversiones fue "ampliamente valorada por el sector empresarial" como promotora de la generación de empleos durante las conversaciones del Diálogo Nacional para el Empleo. Asimismo, dijo que la información obtenida es relevante para el Instituto de Empleo y Formación Profesional porque permite orientar sus políticas futuras, pero también lo es por la misma razón para la UTU y otros centros educativos.

Da trabajo  

De las 480 firmas que presentaron proyectos el 80% ya estaba "en funcionamiento", es decir que existían como tales antes de presentar sus respectivos emprendimientos, mientras que el 20% restante correspondió a 98 empresas nuevas. El monto de inversión del conjunto de las iniciativas alcanzó un total de 1.330.187.773 dólares, lo que implica un promedio por empresa de 2.771.224 dólares. 

El informe comenta que el total de inversión presentada ante la Comap en la primera mitad del año representa prácticamente la totalidad (93%) de la inversión de 2010 (1.424.263.827 dólares). 

Al analizar por rama de actividad se aprecia que la "Industria manufacturera" fue el sector de mayor relevancia al sumar una inversión de 388.779.514 dólares, 29% del total. En lo que concierne a la generación de empleos, las firmas se comprometieron a contratar, durante los cinco años siguientes a la presentación de sus iniciativas, unos 7.253 trabajadores.

No obstante, el 68% de estos empleos -casi 5.000- se generaría en el primer año. El Observatorio asume que "el monto promedio de inversión necesario para la creación de un puesto de trabajo es de 183.000 dólares". Por rama de actividad, se constata que el sector menos intensivo en capital (precisa de menor inversión por puesto generado) es "Informática y comunicaciones", que requiere unos 72.000 dólares por empleo creado, seguido por la "Construcción" con 92.000 dólares por puesto. 

Del otro lado, la rama que mayor monto de inversión requiere por empleo es "Minas y canteras" con 737.000 dólares por puesto, y luego "Agropecuaria y forestal" con 374.000 dólares. 

El estudio también analiza la distribución geográfica del trabajo, donde aparece Montevideo como el departamento que concentra el mayor porcentaje de empleos a generar (38%), seguido por Canelones (24%) y San José (12%). Destaca que estos tres departamentos representan en conjunto las tres cuartas partes de los empleos a generarse, marcando "una fuerte concentración geográfica de la inversión". | LA DIARIA