Polideportivo del Cilindro tendrá capacidad para 8.000 personas.

Denuncia. Comenzó juicio contra exintendente Ehrlich por el derrumbe

ANDRÉS LOPEZ REILLY

Un polideportivo para 8.000 personas, centro de convenciones para 3.000 y recinto ferial para exposiciones nacionales e internacionales de 8.000 m2. El llamado para recuperar el Cilindro Municipal plantea cambios trascendentes para la zona.

El futuro complejo -cuyos pliegos licitatorios fueron aprobados en días pasados por la Junta Departamental- involucra una inversión privada estimada en US$ 180 millones. El nuevo Polideportivo tendrá una cancha de 40 x 20 metros y se destinará también a espectáculos. Toda la intervención deberá tener estacionamiento y se prevé la existencia de servicios complementarios, conexos y compatibles a los usos principales del complejo, así como áreas enjardinadas y espacios públicos para esparcimiento.

Se mantendrán las denominaciones actuales para el Complejo Julio César Grauert y para el Polideportivo Federico Slinger, nombres que recuerdan al primer legislador y periodista asesinado por una dictadura en Uruguay (la de Gabriel Terra) y al político y dirigente deportivo fallecido en 1996.

Como diera cuenta El País, la licitación del Cilindro está "atada" a la construcción de un complejo hotelero con dos torres en la zona del Intercambiador Barradas (ver infografía). Originalmente, se manejaba la posibilidad de que las torres tuvieran 15 pisos y una altura máxima de 60 metros (condicionada por la cercanía del Aeropuerto de Carrasco), lo cual cambió sustancialmente por la oposición del Partido Colorado: los edificios tendrán de 6 pisos.

El Frente Amplio también accedió a modificar la ponderación de las ofertas, bajándose el puntaje por Proyecto Arquitectónico de 50% a 45%, manteniendo la puntuación del Plan de Negocios con un 20% y aumentando la ponderación del canon de 30% a 35%. Con esto, la oposición pretende que la firma Odetur S.A. (que impulsa una iniciativa respaldada por Feria de Valencia de España) ofrezca un mejor canon en el llamado, habida cuenta que este inversor cuenta con un beneficio del 5% por haber presentado la iniciativa (que fue declarada "de interés municipal") y de otro 5% por la Ley de Inversiones.

 

POLIDEPORTIVO. Según el pliego del llamado a licitación, en primer lugar deberá construirse el polideportivo, el cual deberá ser inaugurado y puesto en funcionamiento independientemente del resto del complejo, no pudiendo exceder las obras los 2 años. El polideportivo deberá adaptarse a las prácticas de básquetbol, boxeo, handball y otros deportes "menores", así como a la realización de espectáculos artísticos y culturales.

Los palcos deberán estar dotados de butacas "y acondicionamientos de elevado confort" y las plateas y gradas deberán tener "butacas rebatibles u otro sistema que permita versatilidad en cuanto a la capacidad".

A su vez, se exige "flexibilidad para adecuar las dimensiones de las canchas y escenarios" y "acondicionamiento acústico que asegure alta calidad de audición y sonoridad para los espectáculos".

En cuanto al Centro de Convenciones, podrá integrarse al Recinto Ferial compartiendo locales, instalaciones y servicios conexos. Deberá tener un auditorio con capacidad para 2.000 asistentes y salas de conferencias "de configuración flexible", que puedan combinarse permitiendo alcanzar una capacidad mínima de 1.000 personas.

DENUNCIA. Mientras la Intendencia prepara la licitación, la Justicia comenzó a tomar declaraciones por el derrumbe del Cilindro. Ya compareció un exintegrante de la Junta Local y el sereno que cubría los francos del casero, quien no se encontraba el día del derrumbe.

La denuncia penal fue presentada por el exedil nacionalista Daniel Graffigna contra el exintendente Ricardo Ehrlich, la exintendenta Hyara Rodríguez, el director de Espacios Públicos de la IMM Daniel Espósito y el director de Deportes Gonzalo Halty, entre otros.

En el escrito, al cual tuvo acceso El País, se recuerda que el exedil presentó dos informes técnicos que advertían sobre el deterioro del Cilindro y que "el Dr. Ricardo Ehrlich le quitó trascendencia e incluso amenazó públicamente al dicente diciendo que por estos hechos se me realizaría juicio penal, por generar alarma pública".

| EL PAIS