OSCAR LEBEL > "Los orientales seremos artiguistas de la raíz hasta la copa o no seremos nada".

El viernes 16 de setiembre, la Junta Departamental de Montevideo, distinguió al compañero Oscar Lebel, como ciudadano ilustre. Compartimos su intervención en el deliberativo comunal.

Señoras y señores

Altas autoridades nacionales y departamentales.

Amigos todos.   Antes que nada gracias a los dueños de casa por la sensibilidad de ceder esta sala para el acto.      Una ceremonia republicana amerita un ámbito acorde y nada es más republicano en esta ciudad que el hemiciclo de la Junta Departamental.                                                                                             

Hecho el necesario introito, vamos a lo nuestro.

El amigo y edil Dari Mendiondo, tiempo atrás, sin previo aviso y sin anestesia me espetó: ….dos puntos…  Almirante, he pensado  seriamente en proponer su nombre al legislativo comunal, como candidato a ser declarado  ‘’ciudadano ilustre de la ciudad de montevideo’’.    Agregaba Mendiondo… piénselo y si lo acepta, póngame al tanto…

 Soy poco original si digo que la pregunta/proposición   o proposición/pregunta  me tomó por sorpresa.  No solo porque ello jamás estuvo en mis expectativas  a lo largo de estos 86 años de inquilino en el planeta tierra, sino porque la sola suposición, de que los avatares del destino pusieran sobre mis hombros tan abrumadora responsabilidad, caía por lejos fuera de los límites de mi esquema lógico….  pero el Edil Mendiondo me había hecho un desafío, y nobleza obliga…… una respuesta había que darle al representante del pueblo que en el ejercicio de sus derechos, preguntaba e instaba al ciudadano de a pie,  a que responsablemente  ejerciera su también derecho de respuesta. Como dirían los juristas de Aragón: “nosotros que individualmente somos iguales a vos, pero juntos somos más que vos, os damos el poder para que bien gobernéis, o sino no”.

Fue así conciudadanos, que de pronto me encontré como el personaje de Shakespeare dudando si  “ser o no ser” …to be or not be…no era la primera vez que me enfrentaba a  una encrucijada. Pero ésta era sin dudas la más difícil…… mas difícil que aquella del 27 de junio de 1973 cuando salí al balcón uniformado, pistola en mano, gritándole al mundo desde un cartel que colgué en el balcón: ….“yo soy el capitán de navío Oscar Lebel, abajo la dictadura”… o cuando como Comandante del carguero Tacuarí, en una noche sin luna y con el temporal desatado en el Mar del Norte, buscaba angustiosamente, en la pantalla del radar la lucecita que señalara la presencia del pequeño barco del práctico, que me llevaría con seguridad por el río Elba al refugio del puerto de Hamburgo.  De pronto apareció… tenue la luz. ….por radio y en mi mejor alemán dije: mándeme el práctico, me dirijo hacia usted… una germánica voz, saliendo del alto parlante, retumbó en la negrura del puente…”capitán usted está equivocado. este no es la embarcación del práctico sino el buque/faro Elba 1 y usted viene con rumbo de colisión. Respondí con un alemán, que por el susto me salía cada vez mejor … ¿que ángulo de timón me recomienda colega, a ver si puedo evitar el choque?

…pruebe 40 grados a estribor, herr kapitän… timonel, estribor 40… luego segundos que duraron siglos, y del barco faro...herr kapitän… zafó pero no sabe cuan cerca estuvo del infierno.

Si, mis amigos, así fue y viví para contarlo… como el puente de mando del Tacuarí estaba a oscuras, y sólo yo hablaba alemán, nadie notó que estaba totalmente empapado de traspiración y temblando de miedo. Hoy y aquí lo confieso sin rubores.

Pero es imperativo decidir y eso nunca fue fácil…para nadie…..porque claro, es tan difícil decir …si…como decir…no…máxime que el pavoneo presuntuoso es tan detestable como la falsa modestia…por ejemplo, si le preguntáramos a un médico de nota… ¿profesor, es cierto que usted es un muy buen profesional cardiólogo?....y la respuesta fuera  un balbuceante ….yyy…mas o menos.  Sin duda nuestra reacción  a semejante falta de sinceridad sería el rechazo al simulador que tan hipócritamente oculta su soberbia.

Aunque chirríe debo asumir el protagonismo de la hora, y si se me pregunta…si soy buen capitán…contesto, sin modestia y con convicción, que sí…que estoy entre los buenos capitanes porque comandé 5 buques de ultramar a lo largo de 500.000 millas marinas…el equivalente a 25 vueltas al globo…resolviendo con ayuda del destino o como quiera se llame, todos los desafíos técnicos que si bien son difíciles son una nada frente al manejo con autoridad, humanidad y respeto de tripulaciones donde la constante de soledad y escasa paga…. mantiene al personal en estado de violencia  potencial.

Si se me interrogara que hice de mi vida  como hombre del común diría que desde que tengo uso de razón tuve una hipersensibilidad exacerbada para con la injusticia… en especial la que deriva de la prepotencia… concomitantemente me volví altamente politizado y abracé con entusiasmo el ideario de Emilio Frugoni, el de José Batlle y Ordóñez y el de Carlos Quijano. Más adelante, y con la amistad del general Liber Seregni y  de Wilson Ferreyra completé  mi post grado cívico. Al lider nacionalista, un gigante, lo visitaba en Londres en mi calidad de capitán de un buque mercante haciendo de correo para Carlos Julio Pereyra…algo que cuando  lo cuento a mis amigos nacionalistas, se mueren de envidia…y con razón….con el general Seregni…otro gigante…. compartí  el alumbramiento del Frente Amplio.

 

 Siendo un joven oficial aprendí quien y que era José Artigas, el de carne y hueso, el pasional, el de los anchos espacios el que sólo habló de americanos, con artigas nació mi catecismo laico, y de tal modo hice mía las palabras de Carlos Quijano, que escribía: “Artigas fue en verdad el gran traicionado…” lo es y seguirá siéndolo si todo en América continúa como hasta ahora. Todo está en él… el ayer y el mañana…ese mañana que podemos entrever y por el cual debemos trabajar. Los orientales seremos artiguistas de la raíz hasta la copa o no seremos nada. Y Argentina y Paraguay y Bolivia también. La argentina federal que está lejos de lograda viene de Artigas…la actual Bolivia y Paraguay se perdieron para la gran confederación que Artigas imaginó…. por la traición y la miopía de las oligarquías unitarias. Artigas no es solamente nuestro. la reivindicación provinciana lo empequeñece… él es de todos los de esta patria grande. Está más allá de su tiempo y también de su solar. Es el héroe común de las repúblicas del plata…y la unión de éstas…que por incomprensibles caminos…llegará…porque la unión de las patrias chicas que Artigas quiso, no es la negación de las patrias chicas sino y bien por el contrario su culminación…por mi parte y sintiéndolo síntesis de la América que amo…la América pobre al sur del río Bravo. En Artigas anidé y de artigas tomé dos máximas, que han sido  faros de mi vida:

una…los orientales han jurado desde el fondo de sus corazones un odio irreconciliable con la tiranía.

la otra…los tiranos tiemblan ante el marchar majestuoso de los pueblos libres.

Comencé a trabajar activamente en política, junto a Hugo Batalla, sosteniendo el ideario de Zelmar Michelini luego que la dictadura me echara de la Armada. Actualmente lo hago en la Vertiente Artiguista, fui periodista primero y escritor después, en la radio, la tv y la prensa escrita. Mis varios centenares de artículos han versado sobre política internacional….la marina mercante y las Fuerzas Armadas. Como no me duelen prendas, escribí sobre el tema militar repitiendo hasta el hartazgo algunas verdades de a puño…helas aquí…

Una…las fuerzas armadas son lo que son sus mandos. El ejército español fue el garante de la salida democrática de la mano del general Gutiérrez Mellado, un hombre formado en el franquismo. Es el ejército portugués de la mano del general Spínola quien lleva adelante la “revolución de los claveles”. 

Dos…no tenemos un ejército porque es lindo verlo desfilar. Pero no podemos borrarlo porque no nos gustan los militares. Nuestros más encendidos antimilitaristas puestos en cubanos o vietnamitas o norafricanos no dudarían en girar la ecuación y defender a los militares. No es a las FFAA a quienes odian nuestros antimilitaristas sino a lo que fueron llevadas  en determinado lapso histórico.  

Pero cara y contra cara. En todas las tribunas grité mi republicanismo y ataqué sin pausa a la dictadura que agravió a la patria  por una docena de eternos años. y no le perdoné, no le perdono ni le perdonaré el pacto con la …internacional de las espadas…en el siniestro Plan Cóndor, donde para vergüenza que los años no borrarán las FFAA nacionales desaparecieron a ciudadanos,  robaron niños  torturaron a mansalva y donde el Almirante Hugo Marquez trajo y protegió al asesino Anibal Gordon, el especialista en arrojar cuerpos al  mar, mano derecha del genocida Almirante Massera y padrino de casamiento del Coronel uruguayo Gilberto Vazquez, detenido en la cárcel militar de Domingo Arenas.  También y en una siniestra imitación al pinochetismo  llevaron el crimen fuera de fronteras asesinando o colaborando en el asesinato de Michelini y Gutierrez Ruiz. Tampoco le perdono a la dictadura haber rebajado al Uruguay al nivel de republica bananera, llevando a un obeso general a que reconociera un bantustan que había inventado el gobierno sud africano del apartheid. El único país del mundo que hizo el ridículo reconociendo tamaño desquicio fue el Uruguay de la dictadura.

Cierro esta libre confesión, recordando que escribí cinco libros: tres  novelas sobre el mar, …el Viejo Gunter, el Cocinero del Rey… y…la Muerte del Lobo. Mi propia historia en la Biografía de un Hombre que perdió el miedo,  y que entregué a la editorial Rumbo el día que cumplí 85 años…. y un ensayo periodístico intitulado ….Ancap: Una visión geopolítica del Uruguay en el mundo del petróleo, que tiene una génesis muy peculiar…. estábamos en vísperas de un referéndum por Ancap, cuando me contactaron los periodistas Antonio Ladra y Pedro Cribari, para pedirme que escribiera un alegato en defensa del ente que nació….recordémoslo…. de un decreto de José Batlle y Ordóñez de 1920, ya que mi experiencia de comandante de petroleros y poseedor de una profusa bibliografía me hacían confiable para el emprendimiento, máxime que los defensores de Ancap tenían la misma escasa comprensión del problema que  sus adversarios, tal era la confusión del galimatías argumental… el libro fue escrito en un mes, y a continuación…. con los periodistas recorrimos 1200 kilómetros por todos los departamentos al norte del Río Negro donde hube de dar mas de un centenar de conferencias por todos los medios de difusión. La victoria en el referéndum del 2003 resultó ser una suerte de premonición de los resultados de la elección de noviembre de 2004. Misión cumplida.

Para terminar, digo con énfasis que nunca dejé de apostar a la reconciliación. Tengo tres hijos marinos militares y ninguno ha renegado de su profesión…. tengo nietos y bisnietos y es por ellos y por todos los nietos de este país  por lo que quiero el Uruguay fraterno del …todos para uno y…uno para todos…que impregnó la infancia y adolescencia de este bisabuelo que de tal manera declara haber dicho la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Por eso, y con la mano en el corazón contesto al honorable cuerpo…sí.. acepto.